viernes, 25 de enero de 2013

Alfombra



Si la tierra fuera plana podríamos
sacudirla como una vieja alfombra
para que cayeran al espacio sideral
todas las cosas
tan  estúpidas,
poderosas 
y aburridas
como el polvo. 


domingo, 20 de enero de 2013




El jueves 24 es un buen día. Te tomas unas cervezas, escuchas unos cuantos poemas y al día siguiente ya es fin de semana y un poco menos invierno. Allí estaremos recitando.







lunes, 14 de enero de 2013

Palabras



Últimamente no me hablabas.
A lo mejor hay límites,
fronteras subordinadas, adverbiales, temporales.
Estrenarte en cada lámpara de noche
era tiernamente difícil
como el centro de un sudoku.

Creo que las pobres nos nacían
cada vez más prematuras, más moradas.
Si te acuerdas, alguna vez pensábamos,
que iban a vivirnos unos meses.
Y a las pocas horas…
se las llevaba un enfermero silencioso,
tapándoles la cara con la sábana.

Cuando te enamores
sea de alguien con quien te imagines
hablando de la muerte  hasta la muerte.

Algunas,
las de las seis de la mañana,
estarán en el infierno.

La inmensa cotidiana mayoría:
chaqueta
cambia de canal
hemos quedado
habrá obtenido un tardo purgatorio.

Las menos,
lo sé sin que las oiga,
las que nunca terminamos de decirnos,
las  que nos gritan
desde su  ingrato cementerio,
las que murieron asfixiadas
en el ascensor del labio,
las  interminables,
siguen hoy esperando por su cielo. 


jueves, 10 de enero de 2013

Sintaxis



La profesora de lengua estaba convencida
empezad  siempre por buscar  el verbo,
el verbo y lo demás,
la palabra más importante,
el núcleo.
Repetía y repetía ad infinitum.
Cantar, comer,  vivir, pensar,  morir.        
Eso hicimos
empezamos por el verbo:
yo como / tú cantas / él vive / ella piensa /
nosotros  moriremos qué remedio...

La recordamos con cariño al fin y al cabo
pero a estas alturas de la clase  
poco a poco nos inclinamos
por  la humilde trascendencia  de los complementos
cómo,
cuándo,
dónde
y sobre todo…
con quién.


miércoles, 9 de enero de 2013

Recital poético en Lavapiés

Mañana a las 9 si el catarro me lo permite, y si no también, estaré dando guerra junto a tres poetas estupendos. Estáis todos invitados a venir y a una cerveza posterior.



domingo, 6 de enero de 2013

El poeta impuntual



El poeta vio una
puesta de sol
dulcemente hemorrágica
afiló sus lápices
muy rápido
y se sentó a escribirlo.

El poeta vio a  
a una mujer desnuda
terriblemente blanca
afiló sus lápices
muy rápido
y se sentó a escribirlo.

El poeta vio
a un niño devorando una chocolatina
despiadadamente puro
afiló sus lápices
muy rápido
y se sentó a escribirlo.

Por más que lo intentase
siempre llegaba tarde,
Siempre tarde
y la poesía de allí
se  marchaba antes.

Cansado
el poeta se miró al espejo
afiló sus lápices
muy rápido
y me senté a escribirlo